Saga de Levante (AM5)

Se requiere registro y permiso para acceder al contenido de las Alianzas de Cataphratus e Issos.
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
PRÓXIMA QUEDADA DE CATAPHRACTUS: Por determinar.
PRÓXIMA QUEDADA DE ISSOS: Por determinar.

Comparte | 
 

 La linea hereditaria de los reyes de Jerusalén (hasta 1169)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Harpax Caecus
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 1000
Puntuación : 1264
Fecha de inscripción : 21/07/2008
Localización : Puerto de Acre

Hoja de Pj
Parens: Menkris Aureus
Casa Hermética: Tytalus

MensajeTema: La linea hereditaria de los reyes de Jerusalén (hasta 1169)   Miér 26 Ene 2011 - 18:34

1099-­1100: Godofredo de Bouillón
El primero y más pío de los cruzados renunció al privilegio de ser coronado rey pues no se consideraba digno de portar una corona de oro donde Cristo portó una corona de espinas. En vez de rey fue nombrado por el Papa "Protector del Santo Sepulcro". Falleció un año después.

1101-1118 Balduíno I de Boulogne, "El Mayor"
Balduíno era el hermano menor de Godofredo de Bouillon. Durante la Primera Cruzada Balduíno se convirtió en Conde de Edesa, y sucedió a su hermano en la dirección del reino poco después de la muerte de éste. Balduíno no era un creyente tan entregado como Godofredo, y reclamó para sí el título de rey y todos los poderes propios de un rey, acabando con el legado papal de Jerusalén (que duró unos pocos meses después de la muerte de Godofredo).

1118-1131 Balduíno II de Bourcq, "El Menor"
Balduíno II era el primo de Balduíno I, y a él le fue entregado el condado de Edesa cuando éste fue coronado rey de Jerusalén en 1101. En 1118, a la muerte de Balduíno I, que falleció sin descendencia, Balduíno II le sucedió en el trono. Durante su fructífico reinado se fundaron la Orden del Temple y la del Hospital (que hasta entonces había sido una organización meramente caritativa), se impuso el control de Jerusalén sobre el resto de los estados cristianos en Levante, y además se completó el primer códice legal del nuevo reino, que dotaba de extensos privilegios a la burguesía urbana y ponía freno a los desmanes de los cristianos con sus convecinos musulmanes y judíos. Balduíno II no tuvo hijos, sino sólo hijas, y antes de fallecer designó a Melisenda, su hija mayor, heredera de su reino, y la desposó con Fulco de Anjou.

1131-1143 Fulco de Anjou y Melisenda
Fulco fue el primer rey de Jerusalén que no había participado en la Primera Cruzada. Llegó al reino en 1120, y rápidamente se convirtió en aliado de los templarios, junto a los que participó en numerosas campañas. Se desposó con Melisenda y en 1131 heredó el trono en calidad de consorte. Autoritario y profundamente arraigado, asumió el control del reino despojando a Melisenda de cualquier papel en su gobierno, lo que le granjeo una terrible enemistad con la propia reina y sus allegados dentro de la Corte. Además favoreció a sus compatriotas de Anjou frente a la nobleza local, lo que incrementó dicha enemistad. Los demás estados cruzados temieron que Fulco quisiese imponer la soberanía de Jerusalén sobre ellos, como ya lo había hecho Balduino II, pero lograron evitar su autoridad, merced a que Fulco era menos poderoso que su suegro. En Jerusalén, Fulco se encontró con la oposición de la segunda generación de cristianos locales que se habían criado allí desde tiempos de la Primera Cruzada. Estos “nativos” apoyaban al primo de Melisenda, Hugo II de Le Puiset, conde de Jaffa, muy leal a la reina. Fulco lo consideró un rival, y le acusó de infidelidad con Melisenda; éste se rebeló con el apoyo de Ascalón (entonces ciudad musulmana). La intercesión del Patriarca de Jerusalén puso fin al conflicto y Hugo tuvo que exiliarse por tres años. Pero tras un intento de asesinato de Hugo, el partido de la reina dio un golpe de palacio y en 1136 Fulco se vio forzado a reconciliarse con la reina para no perder el trono. Desde entonces hasta su muerte en un sospechoso accidente de caza en 1143, la reina tomó el poder de las decisiones administrativas y legales del reino, dejando a Fulco la dirección militar y diplomática.

1143-1152 Melisenda y Balduíno de Jerusalén
En 1143 fallece Fulco de Anjou, pero el hijo mayor que éste había tenido con Melisenda, Balduíno, sólo tenía 11 años y no estaba preparado para subir al trono. Dado que los tiempos eran difíciles para el reino, agobiado por las presiones del Sultanato de Rum al norte y por el Califato de Egipto al sur, el vacío de poder se solucionó con el nombramiento conjunto de Balduino III y Melisenda (hijo y madre) como co-gobernantes el día de Navidad de 1143. Finalmente, tras la catastrófica Segunda Cruzada, entre 1150 y 1152, creció la tensión entre madre e hijo, cuando Balduinó se consideró preparado para ocupar el puesto de rey y, ante las reticencias de su madre, culpó a Manases de Hierges (el jefe militar del reino) de alejarle de ella. Balduino y Melisenda decidieron dejar la decisión en manos de la Haute Cour, que decidió que Balduino gobernase el norte del reino y Melisenda las zonas más ricas del sur. La decisión evitaba la guerra civil, pero dividía los recursos del reino. La solución no gustó a ninguno de los dos, y a las pocas semanas Balduino invadió el sur. Melisenda con su hijo menor Amalarico y otros buscaron refugio en la torre de David. La mediación de la Iglesia entre madre e hijo supuso la concesión de la ciudad de Nablus y sus tierras a Melisenda de por vida, y el juramento solemne de Balduino de mantener la paz. Melisenda había "perdido" la guerra civil con su hijo, pero mantuvo gran influencia y evitó ser recluida en un convento de por vida.

1152-1162 Balduíno III de Jerusalén
Tras la victoria sobre su madre, Balduíno III comenzó a mirar con ambición hacia los estados musulmanes. Con Edesa perdida y Siria unida bajo el solo poder del sultán Nur al-Din, Jerusalén sólo podía mirar hacia el sur, hacia Egipto, si quería expandirse. Egipto también estaba debilitado por las guerras civiles. En 1153 lanzó una ofensiva que logró tomar Ascalón. En 1156 se vio obligado a firmar un tratado con Nur al-Din; pero en el invierno de 1157 dirigió una expedición contra Siria, aunque tuvo que retirarse por una disputa interna entre los expedicionarios del Temple y los del el Hospital que pusieron en peligro toda la ofensiva. Aun así, pudo hacerse con Harim, un antiguo territorio de Antioquía, y en 1158 derrotó al propio Nur al-Din. La modesta recuperación de Balduino le confirió prestigio suficiente para buscar esposa en el Imperio bizantino. En 1157 negoció con el emperador Manuel I y se decidió su matrimonio con Teodora Comnena, sobrina del emperador. La alianza era más favorable para Bizancio que para Jerusalén, pues Balduino tuvo que reconocer la soberanía bizantina sobre Antioquía hasta el final de 1159, año en el que Balduino pasó a ser regente de Antioquía de nuevo (pues Reinaldo de Châtillon, el Príncipe de Antioquía, había sido capturado en batalla).

1162-1174 Amalrico I de Jerusalén
La reina Melisenda murió en 1161 y Balduino III en Beirut al año siguiente. Según ciertos rumores, había sido envenenado en Antioquía por su médico. Teodora, la reina viuda sólo tenía 16 años y ningún hijo. A Balduino le sucedió su hermano Amalarico I. Amalarico se había casado con Inés de Courtenay en 1157, pero el Patriarca Fulco de Jerusalén puso objeciones al enlace por motivos de consanguinidad, pues compartían un cuarto abuelo. Inés le dio dos hijos: primero Sibila y luego el futuro Balduino IV. Ambos acabarían reinando, si bien Amalarico tuvo que anular su matrimonio con Inés de Courtenay`para poder ascender al trono. Amalarico dirigió su primera expedición contra Egipto en 1163, justificada por la falta de pago del tributo por parte de los fatimíes. El ejército cristiano logró saquear varias ciudades, pero ese mismo año se retiraría de nuevo hasta la frontera. Distintas luchas internas en Egipto forzaron el retorno de los cruzados en 1164, aunque no hubo continuidad en sus ataques por la presión de Nur al-Din desde el norte. En 1167, Amalarico volvió a Egipto, estableciendo un campamento cerca de El Cairo. Tras una batalla indecisa, Amalarico tomó Alejandría, pero no pudo permanecer allí y tuvo que volver a Jerusalén tras obtener grandes tributos. A su vuelta de Egipto en 1167, renunció a sus derechos sobre Antioquía en favor de Bizancio y se casó con María Comnena, de la familia imperial bizantina, y en 1168 Amalarico y el emperador Manuel acordaron una alianza contra Egipto. Los caballeros hospitalarios apoyaron la invasión, mientras que los templarios rechazaron tomar parte en ella. El ataque se inició en octubre sin esperar a los refuerzos bizantinos. Llegaron a El Cairo, donde se les ofreció un gran tributo por retirarse. Entre tanto, Nur al-Din había enviado refuerzos hasta Egipto al mando de su general Saladino, lo que acabaría por forzar la retirada de los cruzados.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://cataphractus.forosactivos.net
 
La linea hereditaria de los reyes de Jerusalén (hasta 1169)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Linea del tiempo: Desde el nacimiento de digimon hasta la actualidad
» Entrega de Regalos del amigo invisible de Reyes~
» Rumbo a la Gran Linea.
» Meldony(hembra y macho) linea evolutiva
» Toda la linea evolutiva de Alle

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Saga de Levante (AM5) :: TRIBUNAL DE LEVANTE :: AMBIENTACIÓN MUNDANA :: ORGANIZACIONES Y PERSONALIDADES :: El Reino de Jerusalén-
Cambiar a: